domingo, 27 de marzo de 2011

YO NO SUMO, MULTIPLICO


Yo no sumo, multiplico.
Tanto afectos como defectos.
Cosas buenas y no tantas,
tanto amores como desgracias.

Sin embargo, cuando pienso
en lo bueno de multiplicar,
mi alma expande sus alas
y no deja de volar.

A veces las nubes me atrapan
y no veo más allá,
pero sé que estoy en el cielo
y que la tormenta pasará.

Yo no sumo, multiplico
y me gusta multiplicar.
Porque con ese signo de por
he aprendido a amar.

A amar con el alma plena
con felicidad y tristeza,
porque aunque sea dura la vida
más vale pasar por ella.

No dejo que el signo de menos
interrumpa mi camino,
porque si de él te haces amigo
creerás que es tu destino.

Tampoco el de dividir.
Ese es el que menos me gusta.
Nada debe quedar a medias.
A este le huyo, me asusta.

El de sumar no es tan malo.
Eso sí, las dichas vienen más lentas.
Y aunque las angustias demoran
siempre faltan la sal y pimienta.

Por eso yo no sumo, multiplico.
Me banco el dolor en el alma.
Prefiero salir herida
y disfrutar con creces la calma.

domingo, 20 de marzo de 2011

ABRAZOS



Hay abrazos de oso,
abrazos mimosos.

Abrazos sinceros,
abrazos traicioneros.

Abrazos de amor,
abrazos con buen humor.

Abrazos compinches,
abrazos que contienen berrinches.

Abrazos de amigos,
abrazos de enemigos.

Abrazos de bienvenida,
abrazos de partida.

Hay abrazos con afecto,
y otros que causan efecto.

De los lindos me gustan todos,
en cualquier brazo me acomodo.

Y aunque es fácil encontrar uno,
aquí siempre estará el mío,
por si no encontrás ninguno.

miércoles, 16 de marzo de 2011

AFECTADA, COMO MUCHOS


Hace años que no leo periódicos ni escucho ni veo informativos. La realidad es que las noticias me deprimen, pero en serio. Me habían llegado a afectar al punto de llorar muchas veces por las cosas que sucedían. Entonces, un día decidí ser semi ignorante de este mundo que me rodea.

Quizás piensen que niego la realidad. No, no la niego. Sólo trato de vivir lo más en paz posible con mi entorno y, si eso implica que me mantenga al margen, bueno, me mantengo.

De todas formas, hay noticias a las que no les escapo. Por ejemplo, recibo los titulares a diario de lo que sucede en el mundo, pero no siempre los leo. Y desde que soy usuaria de Facebook éste se ha convertido en la principal fuente de información que mantengo con el mundo. No sólo por los comentarios de amigos, sino también por los titulares de ciertos portales a los cuales estoy suscripta. Es así que encontré un término medio. Me informo de lo prinicipal que pasa en mi país y en el mundo sin tener que ver los policiales, cuánta gente murió en el accidente tal o cual o cómo salió Manchester vs. Chelsea, por ejemplo.

Cuando una noticia me interesa más, profundizo en ella. Y, obviamente, cuando algo mueve al mundo, como lo es Japón en este momento, averiguo todo lo que está a mi alcance para comprender mejor cada aspecto de lo que sucede.

Lo que me asombra mucho de todo lo ocurrido es, principalmente, que no hay fotos de personas en las calles. O sea, hay muchas fotos circulando de los desastres que dejó el terremoto y el posterior tsunami, pero gente presente en esas fotos, poco y nada. Tengo imágenes mentales del terremoto de Haití que jamás olvidaré. Y lo que más recuerdo, es a la gente. En este caso, está deshumanizado.

Y, bueno, el tema de los reactores nucleares nos tiene en vigilia a todos. Tanto es así, que nos olvidamos casi que esto fue a causa de un terremoto y tsunami que dejó a miles y miles de víctimas. Y sí, yo sé que el tema actual es muy preocupante, pero no dejo de pensar en dónde está toda la gente que sobrevivió (por ahora).

Me he dado cuenta que no puedo (porque no me sale) poner ninguna frase alentadora en mi estado de FB, como suelo hacerlo casi a diario, o hablando de lo maravilloso que es este mundo o que el amor todo lo puede o etc, etc, etc.

Siento que cualquier cosa que escriba será una burla, una cachetada a Japón o al mundo, una tomadura de pelo. Este mundo se está cayendo a pedazos. Y sí puedo pensar que el amor todo lo puede, que Todos somos Uno, que tenemos que unirnos en oración, que nuestro poder puede cambiar las cosas, que si unimos energías tiene que funcionar. Sí puedo pensarlo. Y creerlo. Pero en este momento estoy de duelo por los sucesos y no puedo comunicarlo.

Por otro lado, yo no creo que nada pase porque sí. Quizás también suene un poco volada, pero la realidad es que si creo esto para las cosas buenas, también lo creo para las malas. Y las cosas pasan porque tienen que pasar. No sé por qué, con qué intención, cuál es el motivo, pero este Universo es perfecto y por algo suceden. Aunque duelan mucho, por algo son.

Esta vez, mi entrada es un descargue. Y también sé que muchos no estarán de acuerdo con algunas de las cosas que digo, pero es mi modo de ver, sentir y percibir.

Lamento no traer ni cuentos ni escribir poesías, pero hoy a la ficción le ganó la realidad. Así, toda desordenada, sin mucha relación una frase con otra. Sin medir si escribí las palabras correctas, sin corregir la semántica. Así salió porque así es como me siento hoy con lo que estamos viviendo. Así es como necesitaba expresarlo. A veces, cuando las palabras salen, dejan de oprimir el pecho. Espero al menos poder respirar un poquito mejor. Y hasta eso me genera sentimiento de culpa, el poder respirar mientras tantos otros dejan de hacerlo ...

domingo, 13 de marzo de 2011

SUEÑO NEGRO


Sonrisas y risas
adornanaban mis días,
dibujando tu fisonomía
y también la mía.

Hilos invisibles
de fibras de amor,
tejían puentes eternos
a todo clamor.

Se unieron las almas
que estaban perdidas;
curando los males,
Sanando la herida.

Llegó la tormenta
que antecede a la calma.

Mientras tanto la luna juega
a las escondidas
entre tu luz y la mía.

Gotas de rocío,
que penetran en mi piel.
Triste mañana,
negro amanecer.

Ya no quiero subirme
a este mundo infinito.
Sólo quiero despertar
de este sueño maldito.

viernes, 11 de marzo de 2011

NIEBLA



Tristeza absoluta,
que empaña los días,
se escabulle en el alma
y cala mis penas.
Lágrimas de sal,
asesinas de esperanzas,
intentan llegar
a las mismas entrañas.
Me quedo sin risa,
sin ilusiones,
sin sueños.
Me cubro
de soles,
oscuros,
que marchitan
este amor
tan puro.
Las lunas me mecen,
en las noches claras.
Me llevan con ellas
cuando el cielo
no es cielo,
sino polvo de estrellas.
Las diosas me cuidan
de los dioses malditos,
me vuelven guerrera
para luchar
hasta la primavera.
Llegó el momento.
Me retiro.
Me alejo despacio.
Las heridas me sangran,
las llagas me duelen,
el tiempo se agota,
se acerca la derrota.
El último suspiro
exhala de mi boca.
Llega a la tuya.
Te toca.