domingo, 15 de junio de 2014

MIL AÑOS

Hay amores que duran mil años
y algunos que duran mil años más.
El mío es un amor de película,
esos que duran una eternidad.
Entre todo lo que en vida agradezco
es haber conocido este amor.
Mágico, único e impredecible,
amor del bueno, amor de Dios.
No es exagerado lo que expreso,
porque amar a Dios es incondicional,
y yo a vos te amo, hermoso mío,
de la manera más pura que amé jamás.
Que la vida nos encuentre siempre juntos.
Que cada mañana sea una felicidad despertar.
Te amo por siempre, mi eterno amante,
por estos mil años
y por mil años más.