martes, 17 de agosto de 2010

PAUSADA

Hay días que estoy con Fast Foward (FF) y otros que simplemente estoy en PLAY.
Hay días en los que escribo sin parar, que las palabras surgen de no sé dónde y forman relatos que hasta yo misma me sorprendo de haberlos escrito. Otros, con un poco más de tranquilidad, salen con algo de meditación y reflexión de por medio, quizás motivados por experiencias que vivo o en otras oportunidades por situaciones que me rodean, el punto es que me provoca estampar historias mías o ajenas en forma de letras y colgarlas en este blog.
Últimamente he notado que estoy en PAUSA. Y al principio, me preocupó el hecho de que esto fuera así. Porque disfruto mucho de los vaivenes que me llevan a la escritura, de los disparadores que la motivan, de crear historias y de desnudar mi alma. Entonces, me puse a pensar qué estaría sucediendo, por qué no podía escribir, qué era lo que me tenía tan atada a lo terrenal y no me dejaba perderme en mi mundo sutil.
Cuando las respuestas no eran respuestas sino que se formulaban nuevas preguntas, me di cuenta que en realidad estaba en un estado introspectivo. Que hay momentos que debo pausar mi andar y mirar mi interior, pero en silencio. Recurrir a mi intimidad y escribir para adentro.
Fue así que comencé a hacerlo. Empecé a dedicarme tiempo para mi misma, no para hacer nada en especial aunque sí para escucharme y no juzgarme, que ya es bastante especial.
Desde entonces es que vengo reorganizando mi ser, buscando, acomodando, guardando en cajoncitos, archivando, sacando a luz lo que es verdaderamente importante, marcando prioridades, dándome cuenta quién soy y hacia dónde voy y prestando atención a las piedras en mi camino, en vez de seguir tropezándome con ellas. Estoy atrapando sueños y guardándolos en mi alma, desenredando madejas y tejiendo nuevos abrigos, permitiendo que el sol entre pero que no me encandile, tomándome un descanso en la luna cuna, permitiendo que las gotas de lluvia refresquen mis ideas, disfrutando del frío porque gracias a él conozco lo que es la calidez.
Me estoy dejando fascinar por todo lo que veo a diario. Por un pedacito de cielo celeste, por una bandada de pájaros que vuelan por la ciudad, por las copas de los árboles que se mueven con el viento invernal, por las grietas del cemento que permiten ver la tierra, por cada instante mágico y único que descubro en cada amanecer.
En síntesis, este es el motivo de mi desmotivo de bloguear estos días. Quizás necesite alimentar mi alma de todos estos pedacitos de luz que voy descubriendo en mi andar y entonces después esté tan nutrida y rebosante que será preponderante compartirlo. Mientras tanto, me lo voy quedando, porque por ahora lo necesito para mi. De todas formas, comparto con ustedes algunos de esos instantes mágicos que me vienen deslumbrando. No pretendo que se emocionen como yo, pero al menos de esta forma se les hará más tangible mi realidad pausada.
Supongo que pronto estaré de vuelta, así que les dejo un beso que dure hasta que vuelva a poner PLAY.





4 comentarios:

  1. Bueno ami, yo creo q no estás pausada... solo estás canalizando el PLAY en otro lado.
    TQM!!!!!
    Bssss

    ResponderEliminar
  2. Primero, preciosas fotos.
    Segundo, acaso hay un determinado ritmo para cada cosa?
    Lo mágico que encontré hace poco es justamente no atarme a reglas. Hago las cosas según me guía el mismo tiempo: sin tiempo.
    Así que los que estamos, acá seguimos y esperamos.

    Buen tiempo!

    ResponderEliminar
  3. Puede ser, Ana, puede ser. No lo había pensado así.

    Nina, me alegra que te hayan gustado las foticos. Y sí, tenés razón, no hay ritmo. Los ritmos son impuestos por nosotros mismos y a veces me cuelgo del reloj, tanto del que llevo en la mano como del biológico.
    Gracias por la espera.

    Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  4. Te cuento algo del tattoo:
    है लिखा Está escrito
    यह लिखित Está escrito
    यह लिखा है कि Está escrito que
    लिखा है Está escrito
    यह लिखा है कि Está escrito que

    Según el traductor que se use, estas son algunas de las variantes. Yo me escribí "Está escrito que" porque pienso completarlo cerca del día de mi muerte (si llego a viejita), o me lo haré tatuar ya muerta. Síii!!!! Así de loca ando...! Jijijij..
    Y como ante todo soy artista plástica, tuve que elgegir una combinación que me resultara agradable:
    यह लिखा है
    Así que este es mi tattoo. Arriba del tobillo derecho y del lado interno. Algún día te lo mostraré.
    Besos

    ResponderEliminar