sábado, 5 de abril de 2008

NO PUDIERON HABER CAMBIADO TANTO MIS PLANES!!




Estamos en abril. Vengo revisando mis entradas al blog y me encuentro con la primera que hice el primer día de este año 2008, donde tenía algunos proyectos y planes para cumplir en el año.

Y me doy cuenta que estamos en abril, apenas a pasado cuarta parte de este año y algunos de ellos ya han cambiado.

Pensando en el taller literario, en eso voy bien. Por lo menos continuo, con asiduidad y entusiasmo, así que ALGO al menos se ha cumplido.

El viaje a NY que haría con amiga o sin ella, no la haré ni con amiga ni sin ella. Luego de hacer una evaluación económica, hemos decidido que era mucho dinero, con el cual podemos hacer bastante mantenimiento del hogar. Ya me haré alguna escapadita a Buenos Aires supongo (de compras tengo que salir igual!!!).

El teatro, qué tema! Me ha costado mucho tomar la decisión de abandonarlo, y más que nada por los afectos que me unen a él. Pero sé que mis afectos seguirán a mi lado y, sinceramente, me cansa mucho en invierno ir y venir, aunque sólo sea un día, pero llegar a mi casa a las 12 de la noche con el frío que hace. Así que, con cierta nostalgia, me bajé de las tablas.

Respecto a la salud, creo que en eso vengo hasta ahora bien. Me hago los controles regularmente y ante cualquier duda, se investiga, pero todo viene dando correctamente. También he incorporado una serie de ejercicios matinales que, si bien no son gran cosa, me ayudan a movilizar mis músculos y arrancar el día con un poco más de movimiento. Mi cutis (que ya tiene 35 años y no el de una adolescente, aunque aún me gustaría serlo) también está siendo más cuidado, con cremas! Ni yo me creo que cada noche me limpio bien el maquillaje.

Ya he pasado por mi primera intervención del año. Nada grave, sólo una cauterización de cornetes, pero que hasta ahora no ha servido para nada, así que sigo con otros tratamientos.

La vesícula, por el momento seguirá esperando.

Respecto al cigarrillo, con ayuda de la medicina, estoy haciendo un tratamiento para abandonarlo. Hoy es mi segundo día sin él y, sinceramente, he tenido momentos de desesperación. Pero como buena adicta en curación, no los he tocado.

Sigo trabajando en PSP cada vez que puedo, descubriendo nuevas formas de arte, lo cual me divierte mucho.

Aún no encuentro el camino correcto o en el que me sienta lo suficientemente cómoda a nivel espiritual. Y tal vez no me esté dando cuenta que se trata de eso, que para mi no hay un camino, sino rescatar de diferentes llamémosle corrientes, lo que mejor me haga. Lo único claro que tengo es que deseo seguir trabajando para ser mejor ser humano para conmigo misma y para los demás. Trabajar en la tolerancia, en la paciencia y en otras cosas que de seguro no me doy cuenta pero ahí están, como piedras en el zapato.

No me queda mucho tiempo libre tampoco. Entre el trabajo, mis peques y mis obligaciones maritales y hogareñas, no es mucho lo que me queda para mi. Pero aún así, soy una constante buscadora de la felicidad y, si bien tengo claro que son sólo momento, no dejo escapar ninguna oportunidad que pueda generármelo.

Y amor ... ponerle el ingrediente de amor a cada cosa que hago, aunque a veces me de trabajo o me olvide pero, si esto último sucede, enseguida me doy cuenta, porque las cosas no salen como deberían ser.

Nuevos proyectos? No muchos. Sólo leer más de lo que vengo haciendo cada año. El resto, me lo irá diciendo la vida, que día a día no deja de sorprenderme y, gracias a Dios, en la mayoría de los casos, gratamente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario