domingo, 20 de abril de 2008

TENGO 35, Y SE NOTA!!!! NOCHE DE BUITRES


Y creo que eso es lo que más me duele, que se note. Ya sé que la madurez esto y la madurez aquello, pero la verdad es que no quiero envejecer!!!!

Acabo de llegar del recital de Buitres. Peluffo, mmmhh, como siempre encantador. Tuve la oportunidad de verlo más cerca que en ningún recital. Es más, dudo que alguna vez esté tan cerca nuevamente. Sólo nos separaban tres filas de la valla de seguridad.

Pero estar en ese lugar, significaba estar entre gente joven que no le importa nada más que vibrar y saltar ante la música de Buitres. Puede estar su propia madre al lado y darle un codazo en la cara que ni se enteran. Y el pogo .... definitivamente ya no estoy para hacer pogo.

Pero todo tiene su precio. Si quería ver a Gabriel Peluffo de cerca, debía aceptar esa tortura. Y la acepté. Y valió la pena, aunque ahora no pueda ni respirar del humo que salía del escenario y haya tenido que usar todo tipo de inhaladores al llegar a casa. Aunque me pisaron, me empujaron y poco faltó para que me tiraran, pero aguanté firme. Aunque me uní al pogo (porque no había más remedio, o te unías o te unías) y pude sobrevivir a él. Aunque mis zapatos y pantalón estén llenos de tierra así como mis pies y mi nariz. Aunque tenga un dolor inmenso en las piernas, no tanto por estar parada, sino por estar casi todo el recital en puntas de pie para ver mejor!!! Aunque me duelan los brazos de sacudirlos en el aire. Aunque las 2 de la mañana para los de 35 sea más lindo acostarse que entrar a bañarse por el estado calamitoso en el que uno llega (y así y todo, no haya más remedio que entrar a bañarse porque hasta asquito da acostarse así).

A pesar de todos los peros, pude ver a Peluffo en cada gesto que hacía, disfrutar de cada movimiento, vibrar con su música y envolverme con el amor de sus canciones, porque estas letras de rock están llenas de amor.

Dudo mucho que vuelva a estar "metida" en esa masa de gente, en su mayoría menores que yo, con otra energía y vitalidad.

Así que no queda más nada por decir, excepto que hoy ha sido mi noche buitrera. Que una vez más me deleité con Gabriel y su banda y que sentirlos tocar y cantar transporta a mis pensamientos a lugares increíbles.

"Toca buitres y si muero hoy, el cielo puede esperar".

Buitres, el mejor grupo nacional por lejos! A mi parecer, claro está.

La fotito, no muy nítida, pero es lo mejor que pude sacar estando en movimiento.
Me voy a dormir ...por lo menos aún me resuenan sus canciones en mi cabeza, y eso acompaña el movimiento de sus piernas ...

No hay comentarios.:

Publicar un comentario